viernes, 21 de octubre de 2011

NOCHE ETERNA

(NOCTURNO)

Aquella noche fue la primera

donde solos bajo la luz de un farol

en una desértica plazoleta

acaricié tus labios con los míos

para descubrir un sabor que no conocía…

Aquella noche toqué tus muslos

y recorrí la suave piel que se erizaba

tímida por el avance de mis dedos…

Aquella noche besé tu cuello

y proseguí hasta el límite con los pechos

que se erguían ávidos de placer…

Aquella noche te tomé de las manos

y partimos hacia lugares secretos

donde nos entregaríamos sin testigos…

Aquella noche fue la primera

de muchas otras que siguieron

y que aún nos tienen atrapados

con el mismo misterio de la primera…


Bajo la luz de un farol.

2 comentarios:

  1. Que lindos versos, un abrazo desde Chile,

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo desde Chile, te sigo y enlazo, hermosa poesía

    me encantan los poemas nocturnos en general, porque nos dan pie para abrir y abrirnos en nuestras sombras y asomar nuestros laberintos

    este poema tuyo , tene una belleza especial, romántico y cadencioso , sin duda la noche deja un halo que nos transporta como lector a nuestras propias nocturnidades
    Felicitaciones

    ResponderEliminar